Hola gente prudente! Seguro que ya conocéis AnyDesk, un software para Escritorio remoto muy conocido pero en este entrada veremos como implementar este servicio en GNU/Linux usando sus herramientas nativas y un fabuloso interfaz que nos facilitará la tarea.

Remmina

Remmina es un cliente de escritorio remoto para sistemas operativos de computadora basados en POSIX desarrollado por Remmina Upstream Developers. Es compatible con los protocolos de escritorio remoto, VNC, NX, XDMCP, SPICE, X2Go y SSH; Y es una aplicación GTK + 3. Para los diferentes protocolos es necesario instalar plugins adicionales. Remmina está disponible en 67 idiomas y más de 50 distribuciones.

No solo gratis y de código abierto, sino también con copyleft y financiado con donaciones privadas y públicas.

Entre otras funciones Remmina nos ofrece:

  • Mantiene una lista de perfiles de conexión, organizada por grupos.
  • Permite llevar a cabo conexiones rápidas ingresando directamente la dirección del servidor remoto.
  • Los escritorios remotos con mayores resoluciones son desplazables o escalables tanto en modo ventana como a pantalla completa.
  • Dispone de un Modo de pantalla completa de la vista con desplazamiento automático cuando el ratón se mueve sobre el borde de la pantalla.
  • Barra de herramientas flotante en modo de pantalla completa.
  • Interfaz con pestañas, administrada opcionalmente por grupos.
  • Ícono de bandeja el cual nos permite acceder rápidamente a los perfiles de conexión configurados con anterioridad.
  • Además podemos usar Remmina para conectarnos a una máquina remota por SSH con entorno gráfico con la posibilidad de guardar diferentes perfiles.

Si eres administrador de redes Windows y usas Linux, y no te apetece instalar aplicaciones de código privativo para las sesiones de Escritorio Remoto, puedes darle una oportunidad a Remmina.

Instalación

Para instalar Remmina podemos instalarlo desde nuestro gestor de paquetes o software favorito, pues está disponible en todos.

Remmina en Snap

También por terminal podemos instalar con:

~# apt install remmina remmina-plugin-rdp remmina-plugin-vnc

Ahora vamos a probarlo!

Escritorio remoto a Windows desde GNU/Linux

Para esto usaré una máquina virtual con Windows 7 y otra con Linux Mint en VirtualBox. Usar Remmina para conectarse a una máquina Microsoft es muy simple, y es lo mismo que hacerlo con la herramienta nativa de Microsoft.

Primero habilitamos la conexión remota en Windows en propiedades del Sistema:

Ahora abrimos el interfaz de Remmina, y de paso lo comentamos.

  • 1 Este formulario sirve para conexiones rápidas, aquí podemos introducir la dirección ip de la máquina a la que queremos conectarnos, además podemos elegir el tipo de conexión en el desplegable. Para este caso elegiremos RDP.
  • 2 En este icono podemos crear , editar y gestionar conexiones.
  • 3 Ponemos nombre a la conexión.
  • 4 si estamos creando varios perfiles de conexión podemos crear grupos para distinguirlos.
  • 5 Aquí elegimos protocolo.
  • 6 Como vimos en Grsync, aquí podemos pasar comandos antes o después de la conexión.
  • 7 Aquí iría la ip de la máquina remota.
  • 8 Nombre de usuario.
  • 9 Contraseña.
  • 10 Si las máquinas están en un dominio lo ponemos aquí.
  • 11 En este último panel podemos configurar el aspecto de la ventana: tamaño, ventana, color etc..
  • 12 Aparte tenemos tres pestañas mas con opciones extra y avanzadas, y la posibilidad de pasar la conexión VNC por SSH para mas seguridad.

Rellenamos los datos de la máquina Windows y hacemos clic en “Conectar”.

Nos aparece el aviso del certificado de la máquina Windows.

Aceptamos y accedemos a la máquina por escritorio remoto.

Escritorio remoto entre GNU/Linux.

Para esta prueba voy a usar la misma máquina con GNU/Linux y otra con Debian 11. Hay que dar un poquito mas de rodeo, pero ya veréis que no demasiado. El protocolo que usa GNU/Linux es VNC, por cierto el mismo que OSX.

Aunque la máquina con Debian viene con el escritorio por defecto GDM3, la conexión por Escritorio remoto funciona mejor con LXDE o XFCE que con el GDM. Yo instalaré LXDE que es mas ligero pero ustedes pueden instalar XFCE si les place. Para eso en la terminal:

~# apt install lxde

A continuación hay que instalar algún servidor VNC para poder realizar la conexión. Para Linux tenemos TightVNC o TigerVNC que son parecidos y la configuración es similar. Para la entrada usaré TightVNC que es el que suelo usar normalmente. Lo podemos instalar en la terminal con:

~# apt install tightvncserver

Tras la instalación lo ejecutamos en la terminal:

~# vncserver

y se nos requerirá una contraseña para la sesión y otra opcional para sesiones no interactivas; el usuario solo puede acceder a la máquina remota para ver, por ejemplo para una actividad de soporte o educativa.

Vemos en la imagen inferior que aparte nos aparece un mensaje “New ‘X’ desktop is debian:2”; el puerto de acceso VNC es el 5900 aunque también se usa el 5800… En este mensaje el sistema nos comunica que la sesión 2 del escritorio esta escuchando en el puerto 5902.

Cerramos el servicio con:

~# vncserver -kill :2

Ahora pasamos a configurar el servidor con su correspondiente archivo de configuración contenido en /home/usuario/.vnc/xstartup el archivo tendrá unicamente un par de líneas comentadas; lo completaremos así:

#!/bin/sh

xrdb "$HOME/.Xresources"
xsetroot -solid grey
#x-terminal-emulator -geometry 80x24+10+10 -ls -title "$VNCDESKTOP Desktop" &
#x-window-manager &
# Fix to make GNOME work
export XKL_XMODMAP_DISABLE=1
/etc/X11/Xsession
/usr/bin/startlxde

// la última línea es para que arranque una sesión de escritorio
// si usaramos xfce, la sustituimos por /usr/bin/startxfce4

Guardamos el archivo y volvemos a arrancar el servidor. Tenemos que fijarnos en que numero de sesión se arranca porque esa es la terminación del puerto donde tenemos que apuntar el cliente.

Con el server arrancado abrimos Remmina.

Rellenamos los datos necesarios para la conexión: ip y puerto, usuario y contraseñas; aparte podemos elegir la calidad de la imagen.

Guardamos la conexión y nos aparece listada en el interfaz podemos hacer doble clic en el campo para arrancarla.

Y ya tenemos nuestra sesión de Escritorio Remoto! No se ve muy allá, pero podemos configurar la calidad de imagen tanto en Remmina como en el propio servidor. Se puede configurar a fondo e incluso asignarle un fondo de pantalla diferente para la ocasión; las sesiones de ER, (como todo en los sistemas GNU/Linux), son totalmente configurables pero requerirá un poco de investigación por nuestra parte.

¿Porque perder el tiempo usando Remmina? ¿O porque perder el tiempo instalando un servidor vnc en Linux? Teniendo Anydesk que funciona perfectamente y es mas rápido…

  • Porque Remmina es Open Source, es totalmente gratuito y en el caso de una conexión de Linux a Linux, usamos las herramientas nativas del sistema, que a mi personalmente me dan mas confianza.
  • Aparte si estamos usando maquinas en la nube, que la mayoría son Ubuntu o Debian, tenemos la posibilidad de usarlas con un escritorio y no usar la terminal, que bueno para mi no es un problema realmente, pero tenerla disponible en mas de un momento me ha sido de mucha utilidad.

Para terminar recordarles que el Open Source y el Software libre muchas veces se financia por donaciones, y que una donación aunque sea de poca cantidad, suma y hace que estos proyectos sigan.

Compartir / Share

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.